octubre 15, 2013

ATHALIADAS I-X

                                           I

Escribe en letra clara para que cuando lo leas, entiendas lo que escribes y reconozcas tu letra. Realiza tus actos reflexivamente , para luego reconocerte en ellos y no convertirte en un extraño.

                                          II

Entre dos árboles frondosos la sombra no dejará crecer un tercero entre ellos. Aléjate de los opresores más fuertes que tú o resígnate a ser pequeño.

                                          III

Si el pez grande se come al pequeño, muchos pequeños pueden vencer al grande. Cuando tengas un enemigo poderoso, resígnate o busca para vencerle otros como tú.

                                           IV

No hay un rival tan débil que sea insignificante, porque aunque sea pequeño su odio puede ser grande y sus ganas de venganza muchas.

                                           V

Divide a la gente entre amigos y enemigos, porque habrá gente neutra y aunque se muestren atentos en tu presencia, no sabes si se comportarán de igual manera con tus enemigos.

                                          VI

Cuando conozcas a alguien nuevo deja que te elija como amigo si quiere, porque si le haces participe de tus problemas y decide irse con tu enemigo, habrás hecho a tu enemigo más fuerte.

                                         VII

Intenta que tus enemigos no sepa que lo son, porque si no conjurarán entre ellos contra ti.

                                         VIII

Cuando veas varios enemigos tuyos en coro, ten por seguro que en una de sus conversaciones estarás tú.

                                         IX

No respondas a las provocaciones de tu enemigo. Si lo haces, cada vez que te vea su odio florecerá en su boca. Si no lo haces, se sentirá ridículo, frustrado, desconcertado, se cansará y lo dejará.

                                         X

El ser inteligente sabe sacar sabiduría de todo lo que ve, escucha o hace. Incluso de lo que no se debe hacer.

octubre 15, 2013

ATHALIADAS XI-XX

                                            XI

Existen experiencias, que no valen lo suficiente por su experiencia en comparación con el sufrimiento.

                                          XII

No te vanaglories de la justicia delante de alguien a quien se la niegan, porque sin saberlo le insultarás.

                                         XIII

No presumas de casa delante de un indigente. Pues quizá en otro tiempo su casa fue mejor que la tuya y tú con el tiempo también te veas en la calle.

                                        XIV

Desconfía de una pregunta improvista, porque quizá para ti no tiene importancia, pero su interlocutor puede que lleve días preparándola.

                                         XV

No le des la espalda a quien esquiva tu mirada, porque si no es capaz de enfrentarse a ti, si te traiciona será a la espalda.

                                        XVI

Cuando hagas un amigo nuevo escucha como habla de sus demás amigos, porque así hablará de ti, si trabáis amistad.

                                        XVII

Cuando tu enemigo te haya ganado una batalla, calla y cabila, porque mientras tengas vida habrá guerra.

                                      XVIII

Si a tu vida llega un enemigo del pasado, no confíes en él. Pues si chocasteis, chocareis y su odio se sumará al anterior.

                                       XIX

Cuando las ventanas puedan tener ojos y las paredes oídos. Mide lo que hablas o mándales mensajes. Que en tu conversación seas consciente de ello.

                                       XX

El que te espía no es tu amigo, pues todo será para cuchichear. Y tu amigo te preguntará para ayudar.

octubre 15, 2013

ATHALIADAS XXI-XXX

                                        XXI

No tengas un mejor amigo al que le cuentes tus secretos, pues se puede voltear en enemigo y usarlos contra ti.

                                       XXII

Cuando tengas un amigo vengándose de su enemigo mira y aprende, porque el próximo podrías ser tú.

                                      XXIII

Cuando asistas a una conversación peligrosa, no te fíes del que escucha y asiente. Si no se expone no tendrá reparos en contarlo salvándose él.

                                      XXIV

No te fíes del amigo que habla poco. O no se fía de ti o es que lo que escucha, se lo cuenta a otro y teme que se lo hagas a él.

                                     XXV

No descuides los sueños, pues si bueno es el consejo de un amigo, mejor será el que te des tú mismo.

                                    XXVI

No traiciones a un amigo, pues a este enemigo lo tendrás por tu culpa y tendrás enemigo y culpa.

                                    XXVII

Si un amigo te pide que te traiciones a ti mismo, que deje de ser tu amigo, pues ya te demostró que no lo es y te convertiría en algo que tampoco eres.

                                  XXVIII

Se siempre tu mejor amigo y reflexiona con tiempo todos tus actos, o un día te mirarás en el espejo y te horrorizarás.

                                  XXIX

No presumas nunca de nada, porque siempre habrá quien tenga más que tú, incluso en desgracias.

                                  XXX

Cuando un amigo sin venir a cuento se emocione y te diga que nunca se enfadaría contigo, desconfía ya se está despidiendo.

octubre 15, 2013

ATHALIADAS XXXI-XL

 

                                    XXXI

   Cuando un amigo te aconseje hablar en otro espacio, desconfía es que sabe que ya oyeron una conversación vuestra allí y no lo dice.

                                   XXXII

   Si un amigo tiene problemas y pasa mucho tiempo junto a ti, aléjate un poco , pues podría desahogar su rabia contigo y romper la amistad.

                                   XXXIII

   Conócete lo máximo que sepas, pues así sabrás cuando actúas por influencia y si es buena o mala para ti.

                                   XXXIV

   Si un amigo se aleja no lo llames, si hubiese decidido ser un buen amigo volvería.

                                   XXXV

   Si un amigo te abandona respétalo. Guarda los buenos recuerdos y piensa que tú también abandonaste a otros.

                                   XXXVI

   Si un amigo que te habla de todo el mundo, a alguien no nombra. No le preguntes por él, ya te dejo claro que no le quiere nombrar.

                                  XXXVII

   No te fíes de amigo que mira entre tus cosas, es que quiere saber cosas de ti, aunque tú no se las quieras contar.

                                  XXXVIII

   Niega tus cosas y no pidas al amigo que pide todo prestado. Pues con todo no tiene bastante, o bien podría darte algo que estropeases y te enemistará con su verdadero dueño.

                                    XXXIX

   Cuando un amigo entre en una reunión tuya que no haya sido invitado, despídelo amablemente. Pues él también tendrá reuniones en las que no te invitará.

                                      XL

   No consientas a un amigo a caprichos y elogios, pues cuando encuentre quien le consienta mayores caprichos y elogios te olvidará. 

     

    

      

  

octubre 15, 2013

ATHALIADAS XLI-L

                                                               XLI

   Enfréntate al amigo que habla a tus espaldas, pues si lo guardas, llegará el día en que no sabrás como comportarte delante de él.

                                         XLII

   Si un amigo habla mal de ti, reniega de él, pues cada vez que lo veas te acordarás y ya no verás a un amigo. 

                                                             XLIII

   Si haces una fiesta invita a todos los amigos que tengas, pues si alguno se entera que no fue invitado se enfadará.

                                          XLIV

   Si tienes problemas no llames a nadie, pues si algún amigo te quiere consolar, cuando se entere de tu problema vendrá él solo.

                                          XLV

   Observa a tu amigo cuando le hablas, pues puede que no le interese tu conversación y sólo venga a desahogarse contigo.

                                         XLVI

   En una reunión observa los movimientos de tus amigos, pues cuando le interese una conversación, su cuerpo lo delatará.

                                        XLVII

   Si tu amigo viene a tu encuentro cada vez que tenga un problema no confíes, cuando esté feliz será otro amigo al que buscará.

                                        XLVIII

   Cuando un amigo se queje de su poca suerte y su pobreza, desconfía si su suerte cambia, también cambiará de amigos.

                                         XLIX

   Si un amigo te llama llorando consuélalo, pero no le digas si se equivoca, pues su llanto se tornará en cólera contra ti.

                                           L

   Si un amigo cuchichea sobre ti desconfía, pues te demuestra que es más amigo del interlocutor que tuyo.

 

  

octubre 15, 2013

ATHALIADAS LI-LX

                                           LI

   Si un amigo te roba algo insignificante desconfía, pues si no tiene escrúpulos para robarte algo pequeño, tampoco para algo valioso.

                                        LII

   Del amigo que desconfíes que no sea amigo, que sea compañero en trato superficial y en reuniones concurridas.

                                        LIII

   Del amigo que te juzga duramente y consiente que lo juzgues tú también consérvalo, pues vuestra amistad es fuerte.

                                        LIV

   Del amigo que viene sin llamarlo consérvalo, pues si le agrada tu compañía y te es leal, tú aprenderás a apreciarlo.

                                        LV

   Del amigo que te acompaña cuando todos se van consérvalo, pues te muestra su amistad, cuando otros la olvidaron.

                                        LVI

   Cuando te busque un amigo del pasado acéptalo, pues si la vida os separó, él ha encontrado el camino que lo vuelve a ti.

                                      LVII

   Cuando un mal amigo del pasado se quiera volver amigo recházalo, pues es que en este tiempo no ha encontrado quien lo sufra pacientemente.

                                      LVIII

   Si abandonaste a un buen amigo habla a todos bien de él, pues puede que llegue a sus oídos y quiera volver a ti.

                                       LIX

   Cuando conozcas a alguien sin amigos no fuerces una amistad con él, pues puede que no tenga amigos porque el no quiera.

                                        LX

   Cuando conozcas a alguien obsérvalo y escúchalo, pues podrías darte cuenta que no merece tu amistad, cuando te has confiado en él.

Newsletter