About me

No, no soy Audrey Hepburn. La puse sin pensarlo mucho, de modo provisional y ya me acompaña más de 4 años, ¿Quieres saber quién hay detrás?


Nací una tarde de primavera, en la ciudad de Federico García Lorca, Granada (España). Crecí rodeada de cuentos de los hermanos Grimm, Perrault y Andersen por lo que la literatura es una parte indivisible de mi vida. 

Mi primera publicación fue a los 6 años en el periódico del colegio. Una vez le quise gastar una broma a un amigo y me inventé una historia (que puede que un día la escriba) y cuando iba a mitad, le dije que todo era mentira, me respondió mordiéndose las uñas:

−Da igual, ¿Cómo sigue?

Lo que me obligó a crearle una historia, con final feliz por supuesto. Con la llegada de una máquina de escribir a casa fue un sin parar. Tanto que cuando fui a clases de mecanografía ya escribía perfectamente porque sabía el lugar de cada letra.

He sido desde una empollona de las guays a un poco gamberra… En segundo de la E.G.B. me quisieron subir un curso, pero yo me negué y ahora sé que no fue la decisión más acertada que tomé. El colegio se volvió demasiado aburrido…

Nunca dejé de leer y escribir. Incluso lo tengo guardado, ¿por qué? Ni idea. Cuando escribí mi primer relato Pide un deseo lo mandé a una revista. No me lo publicaron porque los textos largos eran solo para escritores profesionales,  pero en su carta de respuesta me dijeron que “Tenía calidad literaria” y me invitaban a seguir escribiendo. Luego creo que hicieron un blog donde fue publicado. 

Cuando tuve mi primer ordenador, me dediqué a buscar sitios donde subir mis relatos. Un día por casualidad, en el correo de Hotmail me ofrecieron el programa Windows Writer con el que te hacías un blog. No lo dudé y después de varios intentos nació Athalia la lía.

Han pasado 4 años desde entonces y he pasado por varias fases. Al principio solo subí relatos y poesías, más tarde entré en el mundo literario de las reseñas. Lo mejor, sin duda, fue descubrir que podía publicar mis relatos en antologías y encima podían ayudar a personas. Ahora estoy en un proceso de formación. Estoy obsesionada con los cursillos online que me puedo permitir gracias a ser influencer.

El paso siguiente debería ser publicar mi propio libro… También tengo la niña de mis ojos que es la revista digital Athalia y Cía. Magazine. De pequeña mi sueño era ser la dueña de una y de alguna manera lo conseguí. 

En la vida real antes de la crisis trabajaba en el sector inmobiliario, o sea que tengo mucho tiempo para dedicarme a esto jajaja Además no me gustaba nada y no sé estar entre tiburones. 

Confieso que puedo ser bastante inmadura o parecer la persona más aburrida del mundo. No tengo termino medio en nada. Si estoy muy contenta, soy la persona más feliz del mundo, si estoy enfadada mejor huye, aunque suelo caer más en la tristeza cuando alguien o algo me decepciona y si tengo ganas de llorar me lavo el pelo.

Me encantan los días de lluvia y leer junto a una chimenea. Bueno, también disfruto muchísimo haciendo el gamberro en grupo. Debido a mi edad, estoy un poco desubicada. Las mujeres de mi edad o su mundo es su familia con nenes pequeños o se dedican a viajar por esos mundos de fiesta en fiesta. Yo ni tengo esa familia, ni tengo pelas para darme esa vidorra. La verdad, ante todo.

Sé que estoy en un momento de transición, lo que no sé es a donde me llevará. A ver si es verdad que el tiempo pone cada cosa en su lugar. Me dedico a hacer lo que realmente me gusta, me importa, tenga o no futuro. Me he dado un plazo para intentar algo en este mundillo, si no es posible cerraré el chiringuito muy orgullosa de todo lo que hice.

Por ahora tengo muchos planes y mucho trabajo. Mi nuevo mantra es “No te agobies por tener muchas cosas que hacer, hazlo cuando nadie te ofrezca nada”. He pasado días agotado física y mentalmente de estar 10 horas delante del ordenador. El anterior literalmente lo quemé.

Os juro que me cuesta la vida tener que decir a algo que no, pero es que me meto en tantos proyectos que al final no puedo cumplir con todos. Ese es uno de los motivos por los que a pesar de ser un blog literario no colaboro apenas con editoriales. Si me proponen participar en una antología mi mente ya vuela a crear esa historia. Aparte de en la revistas que participo, más la mia, más la colaboración en Las tres neuronas… Me va la marcha XD.

Todavía le quedan algunos ajustes al blog, pero así es como me lo imaginé. Blanco, sencillo y sobre todo muy práctico. Quiero que lo sepa usar desde un niño a una persona mayor que se aventura en las nuevas tecnologías. Es como una metáfora de mi vida en este mundillo. Estoy consiguiendo, por fin, lo que quiero. Aunque para eso debo ser yo la que tome la dirección correcta a lo largo de este tiempo.

Una de las metas alcanzadas es saber que alguien compró un libro porque lo vio en mi blog. También he ganado algún concurso literario, han leído un relato mio en radio… Pero creo que estoy muy verde, me falta mundo y cultura. De ahí mi empeño en estudiar ahora. 

Si algo me caracteriza es ser observadora y tener una memoria de elefante (esto es un mito los elefantes apenas retienen nada). Eso sí, para los nombres, soy Dori y si son en un idioma extranjero ya imposible. Me gusta ver como las personas se relacionan con otras porque tarde o temprano lo pueden hacer igual conmigo y hay que ser precavida. Suelo leer entre líneas. Si has sabido entrar en mi corazón, a pesar de todo siempre serás parte de mi.     

Si quieres saber más, también puedes leer 50 cosas sobre mi.
     
   

Clara R. Sierra

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.

No hay comentarios: